Saltar al contenido

Guía de Compra para saber qué tipo de sartén sin tóxicos necesitas

 

  1. Evita las sartenes con tóxicos y en la medida de lo posible el que menor toxicidad contengan. Como por ejemplo, en el caso de las sartenes de revestimiento a la piedra que sólo contiene una mínimo recubrimiento de teflón pero es libre de los tóxicos PFOA y PTFE.
  2. Evitar el exceso de temperatura mientras cocinemos los alimentos, es decir, es recomendable la cocción a baja temperatura.
  3. No es recomendable conservar alimentos en estos recipientes durante largos periodos de tiempo. Por ejemplo, cuando realicemos una receta. Posteriormente, en la misma sartén que hemos cocinado, lo introducimos en la nevera ya que en estos casos, sí podrían absorber mayores cantidades de hierro, níquel, cromo, etc.
  4.  Nunca limpiar la sartén cuando esté caliente. No se debe mojar o echarle agua para que se enfríe más rápidamente. De esta forma le daremos mayor vida a nuestra sartén.
  5. Hay que asegurarnos que la aleación de metales de la sartén es la correcta, evitando el plomo o el aluminio
  6. Siempre debemos asegurarnos que las sartenes que compremos contengan la certificación que asegure la ausencia de elementos como PFOA y PTFE.
  7. Renovar nuestras sartenes u ollas cuando tengan aspecto rasgado o ralladas para evitar el transferimiento de tóxicos y se acumule en nuestro cuerpo.

4 Tipos de utensilios que deberías evitar en la cocina y 4 Alternativas seguras