Saltar al contenido

¿Qué peligros tienen los tóxicos y los antiadherentes?

El principal motivo es si calentamos demasiado una sartén con antiadherencia. El teflón puede soportar una temperatura máxima de 260 ºC y se recomienda no exceder ese punto de superación del calor. Si excedemos esta temperatura, puede provocar emisión de gases y en consecuencia, se liberarán humos tóxicos en el entorno. Esto podría ser peligroso si no tenemos una buena ventilación en el área de la cocina.

En el caso de inhalar el humo tóxico que se desprende tras el calentamiento de una sarten de teflón, puede producir la llamada “fiebre del humo del polímero”. Esto puede llevar a padecer síntomas temporales similares a los que se padece en una gripe.

Nostros recomendamos evitar el uso de sartenes y ollas con teflón o que contengan tóxicos antihaderentes como el PFOA y PTFE.

Por un lado, tenemos el PFOA que es un tipo de pegamento para que se adhiera fuertemente a la sartén. El problema surge que a temperaturas no demasiada alta, es perjudicial para el organismo y se ha prohibido su uso por ser cancerígeno.

Por otro lado, tenemos que PTFE es el antiadherente (Politetrafluoretileno) que cuando se nos raya o se nos quema la sartén pierde sus propiedades. No es tóxico sino superamos los 250ºC durante la cocción de los alimentos.

En el caso de utilizarlos, es muy importante controlar que no se astillen o tenga cualquier tipo de desgaste que puedan contaminar la comida. En este caso, deberemos reemplazarlas por otro modelo nuevo y valorar si nos compensa invertir en productos que no contengan tóxicos ni contaminantes.